Dentro de unos momentos, servidora cumplirá la mayoría de edad. Eso no tendría nada de especial para este blog, sino fuese por cierta curi...

Pasan los años, pero nada cambia

By | 23:56 Leave a Comment

Dentro de unos momentos, servidora cumplirá la mayoría de edad. Eso no tendría nada de especial para este blog, sino fuese por cierta curiosidad que me apetece compartir ya que hace días que no subo ninguna reseña. 

Hace unos años, a los doce, y a unas horas de cumplir los trece, me senté en mi cama a leer un libro de Dan Brown. No recuerdo si era Ángeles y Demonios o El Código Da Vinci, pero uno de esos dos era. El caso es que así fue como me pilló el 11 de agosto, día de mi cumple y de mi adorada Ginny Weasley (será un personaje ficticio, pero ha sido mi heroína durante gran parte de mi vida). Ahora, a unos minutos de cumplir los dieciocho, me encuentro sentada en mi cama con otro libro de Dan Brown en mi regazo, esta vez El símbolo perdido. Parece ser que nada ha cambiado. ¿La diferencia? Ahora tengo el pelo más largo y soy un poco más lista. También hago menos faltas de ortografía. Pero esos detalles son para otro momento. 

Cinco minutos más, y seré adulta. O eso creo.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: