Título: Luciérnagas Autor: Ana María Matute Editorial:  Austral Precio:  8,50 € Páginas: 320 Puntuación: 3/5 Con una voz ínti...

Luciérnagas | Reseña

By | 15:59 2 comments
Título: Luciérnagas
Autor: Ana María Matute
Editorial: Austral
Precio: 8,50 €
Páginas: 320
Puntuación: 3/5



Con una voz íntima que modula sobresaltos y nebulosas, Ana María Matute nos enfrenta a las experiencias de un grupo de jóvenes, casi niños, a quienes la guerra civil ha despojado de cualquier resto de su anterior universo infantil. El escenario escogido es una Barcelona de soldados y mujeres mal pintadas, de refugiados y mendigos, de gentes ocultas que intentan sobrevivir día a día en medio de los escombros, la luz blanquecina de los reflectores, los bombardeos y la amenazada espera. Pero más allá de un tiempo y un espacio concretos, el propósito de la escritora es presentar a unos muchachos que conviven con el temor y la muerte y ahondar en las emociones de una joven que, desde la carencia y la provisionalidad, hallará en el amor el verdadero significado de la paz.



Barcelona, una adolescente vuelve a casa tras terminar sus estudios de secundaria. Estalla la Guerra Civil. 

Fallecida Ana María Matute, parece adecuado que mi próxima reseña sea del único libro suyo que he leído. Obligada por la escuela, pero lo he leído. Así que contenta por mi nota de selectividad (un 12,774) y deseosa de matricularme en la carrera que deseo (Estudios Literarios), me dispongo a desempolvar mis conocimientos sobre esta autora y la literatura de postguerra. Nada como una buena dosis de tremendismo antes de comer. 

Sol, de nombre real Soledad, se nos presenta como un personaje extremadamente sensible y frágil. Tras el estallido de la Guerra Civil española y el consecuente asesinato de su padre, Sol y su familia, originalmente una familia burguesa acomodada, se verán sumergidos en el mundo famélico de los que no tienen nada. La llegada de la guerra todo lo cambia, entierra la infancia de Sol bajo miserias y dolor, bajo una soledad agobiante y una angustia fruto de la realidad en la que vive, que a su vez deja paso a una depresión que la irá consumiendo sin que ella pueda hacer nada, e incluso sin que se dé cuenta. 

De forma velada, pero siempre presente, los traumas de la autora se nos rebelan poco a poco con cada giro de página; desde la enfermedad que casi la mata en su infancia hasta una posterior depresión tras su divorcio y la prohibición de que viera a su hijo, pasando, obviamente, por la Guerra Civil y la postguerra. Perseguida por la censura del régimen franquista y por la autocensura que practicaron los autores de la época, temerosos de las represalias de la dictadura, Matute focaliza su atención en la corriente tremendista y a través de sus páginas nos muestra las consecuencias de la guerra entre la población civil y, sobre todo, los jóvenes que deben ver cómo los adultos de su mundo se muestran incompetentes ante la situación. 

Incapaz de reflejar favoritismo por ninguno de los bandos, Matute se centra en la pérdida de la infancia y la inocencia de sus personajes, atrapados en el limbo entre la madurez y la infancia, víctimas de la sociedad que les obliga a vivir en la miseria; pero también pone especial atención en reflejar la violenta realidad de la guerra y el conflicto interno de un país, la lucha entre hermanos llamada, tan acertadamente, caínismo. Una lucha sin sentido, que destroza las vidas de los protagonistas, y que lleva al final de la novela. El lector busca una moraleja; no la encuentra. El final es abrupto, terrible: la vida y la guerra son absurdas; la literatura, también. Y Luciérnagas es el fruto de una violencia desbordante que impregna las páginas del libro de la misma forma que impregnó la vida de la autora.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. Habiendo fallecido tan recientemente, he conocido mucho más sobre su historia, y eso ha hecho que me apetezca leer algo de ella ^^
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo ser sincera: la novela se hace pesada, pero ni siquiera he pensado en mencionar eso porque Matute escribe de maravilla (a pesar de que le cogí tirria por ser una lectura obligada del colegio) y creo que Luciérnagas es un buen libro que es probable que te guste. Eso sí, Olvidado Rey Gudú era el favorito de la autora, así que sería buena idea darle una oportunidad también.
      Un beso :)

      Eliminar