Título: Si no despierto Autor: Lauren Oliver Editorial: SM Precio: 15,95 € Páginas: 440 Puntuación: 5/5 (Maravilloso) Samantha...

Si no despierto | Reseña

By | 0:32 Leave a Comment
Título: Si no despierto
Autor: Lauren Oliver
Editorial: SM
Precio: 15,95 €
Páginas: 440
Puntuación: 5/5 (Maravilloso)


Samantha Kingston lo tiene todo a su favor: es guapa, es popular y sale con el chico perfecto. El viernes 12 de febrero debería ser un día más en su fácil vida, pero no lo es: es el último día. O más bien los últimos, porque Samantha se despierta una y otra vez en la mañana del viernes 12 de febrero y vuelve a vivir la misma jornada siete veces… hasta que se da cuenta de que en su mano está realizar cambios minúsculos que supondrán diferencias enormes.



Algunos libros son como un chico. Al principio sabes que está ahí, pero no le haces mucho caso porque no te interesa demasiado. Talvez hasta lo menosprecies por no ser perfecto, o algo parecido. Luego lo miras más de cerca y te recreas en sus rasgos, porque empieza a interesarte un poco; te preguntas en qué pensará, cuáles son sus sentimientos, si es inteligente, si es misterioso, si puedes llegar a quedarte prendada… Finalmente lo coges, le das una oportunidad, y a medida que pasa el tiempo (los besos y las páginas), te das cuenta de algo importante: al final de la montaña rusa, estás completamente enamorada.

Así ha sido mi relación con este libro. Para cuando terminé de leer la última frase, sentía tal apego a los personajes y al libro en sí, que durante días me quedé meditando sobre el significado de cada una de las palabras de Lauren Oliver.

Al principio, Samantha Kingston es una chica caprichosa, egocéntrica e insoportable a más no poder (a pesar de eso, llevando la contraria a mucha gente, no tardé en cogerle cariño). Sam hace lo que quiere y cuando quiere, tanto en su casa como en el instituto. Junto a sus tres mejores amigas, Lindsay, Elody y Ally, es la chica más popular del instituto, que sale con el chico del cual ha estado enamorada desde hace unos cuantos años. Y por fin, el 12 de febrero (cuando empieza nuestra historia), planea perder la virginidad con él; por lo cual está muy nerviosa y emocionada.

Sin embargo, mientras vuelven de la fiesta que ha dado un chico muy friki llamado Kent, que fue su mejor y único amigo durante su tierna infancia, Lindsay se despista al volante y tienen un terrible accidente, donde Sam muere. O eso es lo que ella creía, porque después de tener un sueño muy extraño donde no para de caer en la oscuridad, se despierta otra vez en su cama, un 12 de febrero.

Sam tendrá que despertarse el 12 de febrero seis veces para darse cuenta de lo que debe hacer al séptimo día y terminar con su día de la marmota personal.

Debo decir que a la mejor amiga de Sam, Lindsay, le pillé mucha manía al principio, pero a medida que pasaba las hojas, le iba cogiendo algo de cariño, porque su personaje iba tomando forma y volviéndose mucho más complejo de lo que una podría creer a simple vista.

Lauren Oliver trata con mucha claridad temas como el bullying, los prejuicios y hasta algunos de los tópicos más usados en la literatura juvenil hoy en día. En su novela podemos encontrar un repertorio variopinto de personajes, donde tienes a elegir: la protagonista que madura a marchas forzadas y pasa de ser una Regina George, a una Cady; el novio que parece ser perfecto, pero es un gran cabrón; el mejor amigo al que se ha dejado de lado, pero que sigue perdidamente enamorado de nuestra protagonista; la mejor amiga que es cruel y guarda más de un secreto; otra amiga que en casa tiene mil y un problemas por su madre alcohólica, y que además es muy frágil; la otra amiga que se deja llevar porque no es tan lista como las demás y encima tiene problemas alimenticios porque quiere ser perfecta; la marginada social a la que todo el mundo le hace la vida imposible; la hermana pequeña que es un amor y está para comérsela mientras la achuchas como si fuese un osito de peluche… Todos y cada uno de esos personajes representa un lado, una cara, de la sociedad.

El final es un final entre los finales, y se merece la máxima puntuación. Es uno de esos finales que te dejan en plan: No. Me. Lo. Puedo. Creer. ¿Y la narración? A la narración yo le pondría un 10 sobre 5, porque Lauren Oliver me ha demostrado que eso es posible. Ya había leído Delirium, y me había gustado mucho su forma de contar la historia, pero en Si no despierto lo hizo tres mil veces mejor, ya que no hay ningún pasaje que se me haya hecho aburrido o pesado: todo estaba como debía estar, en su lugar y perfectamente pintado. Cada palabra, para mí, resultaba una pincelada de perfección.

Debo avisar que a mucha gente Sam le parecerá una protagonista insufrible y a la que hay que dar una gran paliza, pero si se mira más allá de eso; si se busca la complejidad y los matices que la forman como persona y personaje, muchas más personas podrán disfrutar de esta peculiar heroína. También avisar que no todo el mundo termina de aceptar el estilo de Oliver, pero es normal. Yo sólo digo que, para mí, este es un libro excepcional.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: