Título: Temblor Autor: Maggie Stiefvater Editorial: SM Precio: 15,94€ Puntuación: 4,5/5 (Impresionante) Cuando el amor te hace t...

Temblor | Reseña

By | 23:45 Leave a Comment
Título: Temblor
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: SM
Precio: 15,94€
Puntuación: 4,5/5 (Impresionante)


Cuando el amor te hace temblar en otoño es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quién más deseas.

Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó. Desde entonces todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan. Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”. Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico, se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos. Son de un extraño color amarillo.


Grace vive en una casita en medio del bosque con sus padres y, cuando era pequeña, unos lobos la atacaron y se la llevaron al bosque con la intención de devorarla. Sin embargo, uno de ellos, un hermoso lobo con unos enigmáticos ojos amarillos, la salvó y la llevó de vuelta a su casa.

Desde entonces, Grace siente fascinación por estos animales, pero sobretodo por su favorito, su salvador. Este lobo la observa desde la lejanía, durante todo el invierno, y con la llegada del calor, se va.

Sin embargo, después de la aparente muerte de uno de los chicos del colegio a manos de los lobos, los hombres del pueblo se unen a los cazadores en una batida y en el porche de su casa, Grace encuentra a un chico malherido. Un chico desnudo y manchado de sangre, de ojos amarillos. Sam.

La historia gira alrededor del mutuo amor que ambos personajes se profesan; un amor puro y gentil, que marca el ritmo de la novela. Con una narración de diez, melancólica y dulce como los días de invierno en los que transcurre la novela, Maggie Stiefvater nos sumerge en esta historia de hombres lobo y manadas compenetradas, familias que no comparten sangre y extraños que sí lo hacen. Puede que el ritmo sea algo lento, pero en ningún momento resulta aburrido; todo lo contrario, cada palabra, cada punto te mantiene pegado a la página, en busca de más, sediento de esa melodía cadenciosa y embriagadora, como la poesía.

Los personajes principales no podrían ser más diferentes y a la vez más parecidos.

Grace es pragmática hasta la médula (en ese sentido me ha recordado un poco a Bipa, de Laura Gallego García, aunque Bipa me gusta más), fuerte, retraída, dulce, inteligente… Es una mezcla de muchas cosas, pero también es contradictoria. Puede llegar a ser borde y brusca sin proponérselo. Podría decirse que divide su vida en compartimentos y no hay lugar para entender la música o la poesía, ni para novelas que no sean de misterio.

Sam es romántico, dulce, atento, puritano, inocente, ingenuo, amable… Él es como el caramelo fundido, el chocolate con leche o las magdalenas de la abuela. Compone canciones y poemas y lee poesía alemana. No quiere convertirse en lobo para siempre y se aferra a su humanidad. Sólo quiere ser Sam y estar junto a Grace para siempre.

Dicho así parecerá un pastelón increíble, pero no lo es. Yo soy la primera que no tolera demasiado las novelas románticas en exceso, con todos sus tópicos y sus estereotipos, pero Maggie Stiefvater ha conseguido enamorarme desde el principio. No hay triángulos amorosos ni supervillanos dispuestos a matarte y a conquistar el mundo; sólo dos jóvenes enamorados que luchan contra el invierno y su inminente separación. Resulta hermoso y conmovedor.

Mi personaje favorito es Isabel, tan decidida, tan desesperada, tan fuera de lugar… Una chica normal y corriente con grandes aspiraciones, un poco superficial (o bastante, tal vez), con un comentario mordaz en la punta de la lengua, dispuesta a soltarlo en cualquier momento… Isabel es la hermana del chico muerto a manos de los lobos.

Y luego están los padres de Grace, esos personajes tan importantes para que comprendas el carácter y el comportamiento de la protagonista. Los odias al instante: dos adultos que no estaban preparados para tener hijos, unos críos mentalmente, que no hacen ningún esfuerzo por estar en la vida de su hija…

Hay muchos más personajes por ser explorados, por descubrir, por entender… Todos y cada uno de ellos son únicos, caracterizados a su manera, un mundo.

Sin embargo, hay dos puntos que me impiden darle la máxima puntuación al libro.

El primero, es el inquietante hecho de que Grace estaba enamorada de Sam incluso antes de saber que era humano. Traducción: aunque no lo supiera, estaba enamorada del lobo que la salvó, pero aun no sabía que en realidad era un humano que se transformaba en lobo durante el invierno. Creo que mientras iba leyendo el principio había una vocecita chillona que gritaba como una alarma en mi cabeza: “¡ZOOFILIA, ZOOFILIA!”.

El segundo, es el final. Después de toda la intriga, de la desesperación, de las esperanzas depositadas en ese último plan, la autora lo resuelve en dos páginas. Resulta un poco decepcionante, brusco, precipitado… Y no le encontré nada de emoción.

Teniendo en cuenta que se trataba de una trilogía, y a pesar de no haberme leído los dos siguientes aun, yo hubiera optado por un final más abierto. De por sí, el libro queda cerrado en el primero, la historia termina, ya no hay nada más que contar. Y como libro único sería maravilloso. Como trilogía, habrá que ver.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: