Título: Heridas Abiertas Autor: Gillian Flynn Editorial:   Literatura Random House Precio:   16,90 € Páginas: 320 Puntuaci...

Heridas Abiertas | Reseña

By | 16:35 Leave a Comment
Título: Heridas Abiertas
Autor: Gillian Flynn
Precio:  16,90 €
Páginas: 320
Puntuación: 5/5

Recién salida de una breve estancia en un hospital psiquiátrico, Camille Preaker se dirige a su ciudad natal a cubrir una serie de asesinatos para el periódico en el que trabaja. Por primera vez en once años, la reportera de sucesos regresa a la inmensa mansión en la que creció, donde se tendrá que enfrentar a los recuerdos de su hermana, que murió en plena adolescencia; pero lo que más perturba a Camille es la presencia de su madre, una mujer fría y manipuladora que despierta la admiración de sus vecinos y que vive obsesionada con su salud y la de los suyos.

Con la policía local abrumada por los hechos, Camille llevará a cabo su propia investigación, desafiando las rígidas normas sociales de un pequeño pueblo de la América profunda.

Finalista del prestigioso premio Edgar de novela negra y galardonada con el Ian Fleming Steel Dagger, la primera novela de Gillian Flynn es un thriller apasionante que retrata las complicadas relaciones entre hermanas, madres e hijas, así como la sutil violencia que envuelve los nexos familiares.

Llevo un año de lecturas estupendas. No sé cuánto hacía que no decía algo así. El año pasado fue un buen año, pero este es un año estupendo. Estoy leyendo libros que, más allá de la puntuación que reciban, me están dejando contenta y con ganas de leer más, y más, y más. 

Yo me he acercado a Gillian Flynn siguiendo las fechas de publicación de sus libros; primero Heridas Abiertas, luego La Llamada del Kill Club, y ahora mismo estoy terminando Perdida. Recomiendo a todo el mundo hacer lo mismo, porque con cada libro se va viendo una mejoría a la hora de llevar el suspense y construir la trama. 

En realidad, estaba deseando leer Perdida primero y dejar sus otras novelas para más adelante, pero cuando fui a coger el libro de la biblioteca, sólo estaba Heridas Abiertas. Época de exámenes finales de la universidad, estrés al máximo, ¡hola procrastinación! ¡Sea bienvenido todo lo que no sea estudiar! ¿Y un libro que engancha? Lo mejor. Me lo leí tan rápido como pude, siempre obligándome a parar para seguir estudiando, pero cada vez que lo soltaba me dolía el corazón, y cada vez que lo cogía me sentía culpable por no estar estudiando.

Gillian Flynn nos presenta a su protagonista más traumatizada, más dura de leer. Si Libby Day es la que ha sufrido un trauma más fuerte, y Amy Elliot Dunne la más terrorífica, Camille Preaker es la que más traumatiza al lector. Fueron un escalofrío tras otro los que fui sintiendo a medida que pasaba las páginas y conocía las capas de su perturbación, de su infancia, su adolescencia, su madurez. Aunque al inicio de la novela todos sus problemas parecen estar en su punto más… estable, cuando por trabajo es enviada a cubrir la noticia de unos asesinatos en su pueblo natal, la precaria estabilidad se verá sacudida. En Wind Gap, alguien está secuestrando a niñas, las asfixia y luego les arranca los dientes. Ha ocurrido dos veces, la policía teme que sea un asesino en serie, y que pueda ocurrir una tercera vez. 

Me gusta Gillian Flynn, me gusta la forma que tiene de atraparme a sus páginas, de apelar a mi feminidad para conectar con las protagonistas, pero también para hacerme sentir asqueada por ellas. Me gusta cómo deja claro lo problemáticos que son sus personajes, cómo saca a la luz todos sus defectos sin hacer, en ningún momento, que dejemos de simpatizar con ellos. La suya es una literatura de antagonismos, de antagonistas, no hay héroes ni villanos, sólo diferentes tonos de gris que se solapan y se apartan y se tocan y se hieren. Hay un misterio por resolver, y unos personajes que necesitan ayuda profesional. No la necesitan ahora, la necesitaban ayer.

Una novela que parece nacida de la ira, una ira contra esta sociedad violenta, animal, que permite y nos prepara para el sufrimiento y los abusos, que glorifica el dolor y convierte en un show cualquier acto, que oprime y oprime y oprime hasta que nos hace estallar. No hay medias tintas cuando de Flynn se trata; su prosa es incómoda y directa, no nos endulza la realidad que construye; es implacable y despiadada, es exigente con el lector. Hay que mantenerse a su nivel, hay que jugar su mismo juego.

I like violence, she’d shrieked at me. I blame my mother.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: